BELIEVE IN YOUR INNER

marquisE

  • SOMOS

  • DOS
    MAR
    QUE
    SAS

Dos Marquesas es una marca colombiana de vestidos de baño inspirada en nuestras mujeres y en el poder de la amistad. Fue fundada en Agosto del 2018 por dos amigas caleñas quienes deciden no solo emprender en el mundo de la moda sino también plasmar su amistad en piezas únicas con las que cada mujer se sienta bien con su cuerpo.

  • SOMOS

  • DOS
    MAR
    QUE
    SAS

Son marquesas que viajan por el mundo conquistando nuevas culturas, inspirándose y sobretodo apoyándose y empoderandose. De ahí nacen piezas elaboradas en Colombia pero con inspiración en la tierra que habitan, en lo que las rodea y con lo que sueñan. Siempre creyendo en la marquesa que llevan dentro. Cree tu también.

La noche anterior a la partida fue larga y casi no pudieron dormir. La decisión de transformar sus vidas, incluso en contra de las advertencias y prohibiciones de quienes las conocían en el marquesado, era un hecho que no tenía reversa. Ambas estaban de acuerdo con que hasta entonces habían vivido una buena vida y lo agradecían, pero el cambio ya no podía esperar más. Sabían muy bien que nada es imposible si alguien se atreve a cambiarlo y nada evitaría que realizaran su sueño.

El lujo y las costumbres de la sociedad aristocrática que las había rodeado hasta entonces, les habían enseñado el buen gusto y la elegancia, pero hacía un tiempo sentían que la vida se había estancado, se había vuelto repetitiva, aburrida, sin rumbo. Era una locura que dos mujeres estuvieran tan dispuestas a luchar por sus ilusiones, que quisieran viajar solas a destinos que incluso los más atrevidos aventureros no conocían aún. Pero las noticias del mundo exterior, de lo que existía más allá del marquesado, les habían robado el corazón. Además sabían que su amistad, ese lazo profundo que comparten las mujeres y que sabe más de lo que es evidente, las llevaría a donde quisieran ir, siempre. Por eso estaban listas para tomarse el mundo.

Al levantarse aquel día con las maletas empacadas y en la puerta, las Dos Marquesas respiraron un aire fresco que casi habían olvidado. Nadie podía interponerse ante la fuerza que las impulsaba. Su pasión era una ola gigante que cambiaría todo a su paso. Su misión estaba clara: descubrir el mundo con ojos nuevos y transformarlo en belleza sin igual para vivir y compartir la dicha. La claridad del camino que se habían propuesto recorrer las hacía sentir poderosas y querían así mismo empoderar a todas las mujeres que llegaran a conocer.

Cuando oyeron la campana de la entrada que anunciaba la llegada del carruaje, bajaron las escaleras volando, lanzaron las maletas en la parte de atrás de la carroza y saltaron al interior, apenas dando tiempo al conductor de organizar el equipaje. Como un rayo atravesaron el marquesado ante las miradas atónitas de un pueblo que apenas despertaba. Cuando oyeron el rugir del mar al borde de los acantilados, mientras descendían hacia el puerto, supieron que zarpaban hacia algo inmenso, hacia la aventura que haría vibrar la vida y a cumplir su destino. ¡Este era el momento en el que se hacían reales!

Continuar